¿Cuál es la diferencia entre el vaginismo primario y el vaginismo secundario?

¿Cuál es la diferencia entre el vaginismo primario y el vaginismo secundario?

 

El vaginismo tiene dos clasificaciones principales.

El vaginismo puede ser experimentado por mujeres a cualquier edad o momento de la vida. Estas designaciones auxilian a la comunidad médica y a los investigadores en la diagnosis y clasificación. La comunidad médica típicamente utiliza estos términos para indicar el momento de inicio de los síntomas. El vaginismo primario usualmente se refiere a la experiencia del vaginismo durante el primer intento de relación sexual. Para la mujer, la distinción entre los dos tipos tiende a ser de menor importancia. Sea primario o secundario, ambos son altamente tratables.

 

Vaginismo Primario

El vaginismo primario usualmente se refiere a la experiencia del vaginismo durante el primer intento de relación sexual. Típicamente, el vaginismo primario es descubierto cuando una mujer intenta tener sexo por primera vez. El esposo/pareja no es capaz de lograr la penetración y es como si “topara con una pared” en donde debería estar la abertura a la vagina, lo cual hace que la penetración sea imposible o extremadamente difícil. El vaginismo primario es la causa común de matrimonios no consumados. Algunas mujeres con vaginismo primario también experimentarán problemas con la inserción de un tampón o con los exámenes ginecológicos.

 

Vaginismo Secundario

El vaginismo secundario usualmente se refiere a la experiencia de desarrollar vaginismo más adelante en la vida, después de un periodo de coito sin dolor. Padecimientos médicos como las infecciones por levadura, el cáncer o el estrechamiento de las paredes vaginales causado por la menopausia (vea Causas para más ejemplos) pueden desencadenar el padecimiento del vaginismo. Se debe considerar el vaginismo cuando una mujer continúa experimentando dolor sexual después que su problema médico ha sido tratado y sanado. La capacidad de una mujer para experimentar orgasmos también puede verse afectada ya que un espasmo de dolor repentino pudiera interrumpir abruptamente el aumento de la excitación que lleva al orgasmo. Algunas mujeres con vaginismo secundario también pueden experimentar problemas con los exámenes ginecológicos o con la inserción de un tampón debido a la constricción involuntaria.

 

Variaciones en las Clasificaciones

Nótese que en algunos casos estas definiciones puede ser un poco limitantes. Por ejemplo, algunas mujeres son capaces de tolerar años de coito incómodo pero tolerable, con dolor e incomodidad que incrementan gradualmente y que eventualmente se acentúan tanto que el sexo ya no es posible. Las mujeres también experimentan años de dificultad intermitente con la penetración o movimiento, y tienen que estar en constante cuidado de tratar de controlar y relajar su área pélvica cuando ésta repentinamente “reacciona”. El vaginismo tiene un amplio rango de manifestaciones, desde la penetración imposible hasta el coito con incomodidad, dolor o ardor, todo como resultado de una contracción pélvica involuntaria (vea Síntomas).

Dependiendo de la clasificación, también pueden existir unas pequeñas diferencias en la manera en la que el vaginismo es tratado.

 

Otras Clasificaciones

Además de las anteriores definiciones, los médicos y especialistas pueden utilizar otros términos médicos al referirse al vaginismo, tales como:

Apareunia es un término general que se refiere al padecimiento en el que no se puede tener relaciones sexuales. El vaginismo es un tipo de apareunia (si está completamente impidiendo el coito con penetración).

Dispareunia es un término general que se refiere al padecimiento en el que existe dolor durante la relación sexual.El vaginismo se ha considerado como un tipo de dispareunia, pero está cercanamente vinculado con todos los tipos de dolor sexual. En el 2013 el trastorno del dolor genito-pélvico/penetración reemplazó el vaginismo y la dispareunia en el DSM 5.

 


 

También Vea

Pin It on Pinterest

Share This